El Panteón

Image Hosted by ImageShack.us

En La Era del Frío, bajo la dominación Rhuun sobre la inmensa mayoría de todo Även, los altos mandatarios de esta especie dominante acogieron como miembros de los suyos a 3 seres que fueron conocidos como “El Panteón”.
Muchos dicen que fueron ellos mismos quienes los invocaron desde un confín remoto del universo, otros afirman que simplemente contemplaron su aparición como viajeros.
Ciertamente, dado que es un acontecimiento que se remonta a hace mas de mil años, desconocemos los detalles de los acontecimientos, pero si sabemos a ciencia cierta que existió cierta discordia entre ellos y los Rhuun en un principio.
Cuando se consolidaron como altos dignatarios y dirigentes del ejército Rhuun, se les bautizó como Justicia, Destino y Venganza.

Los Codex no entran en detalles a la hora de describirlos físicamente, pero existen frases concretas que, a decir verdad, no terminan de ayudarnos a recrearlos.
“Su magia viajó mas allá de los yermos, y su fuego se hizo uno con la el cielo” dice de Justicia, aunque otros textos nos inducen a pensar que contaba con dos cabezas.
“Uno y muchos, solos son brisa, juntos son viento.” es el verso que refiere a Destino.
“Servidor de la muerte, condenado a la eternidad.” y finalmente este refiere a Venganza, del que también conocemos su fisionomía antropomórfica y que empuñaba la espada Dzahn-Rogg

Son muchos los artistas que a lo largo de la historia se han dedicado a darles una imagen a las tres fuerzas del Panteón, sin embargo, ninguna de ellas es precisa.

El Panteón no solo contaba con un inconmensurable control sobre el Logg-Tshalar, sino que poseían el poder de auténticos dioses erradicadores. Sus sortilegios despachaban hordas de enemigos en segundos, proporcionándoles muertes que nadie merece. Allá donde iban, los enemigos de los Rhuun huían con el rabo entre las piernas.
El mas poderoso de todos ellos, sin lugar a dudas, fue Venganza, y por ello los Rhuun le otorgaron a Dzahn-Rogg; en sus manos, la hoja de la legendaria espada atravesaba armaduras invulnerables y pieles mas duras que la roca como si se tratasen de viento: Un silbido y cualquier enemigo se desplomaba en dos direcciones a la par.
Fue esto lo que avivó la envidia en sus hermanos…

El Panteón

Las mil Manos de Dzahn-Rogg Tshaak